My playlist

jueves, 25 de diciembre de 2008

Algo de ti


Hay algo de verde en tus ojos negros
un destello frío que me hace señalarte entre la gente, sin dudar
y tiene un matiz perfumado y cálido el viento
que encuentro bajo tus brazos, en la oscuridad

Mi cabeza siempre encuentra un hueco en tu hombro
tu lengua en mi boca su lugar
tus manos conocen a ciegas mi cuerpo
solo tus besos calman mi ansiedad

Y en la gélida noche del mes de diciembre
desnuda frente a tu cuerpo entré en calor
tu pecho de hielo contra el mío templado
la sangre palpitando como en las venas un sol

Tus brazos en torno a mi cintura, abrazos férreos
tu espalda tensa, tus codos rectos
tu pelo rubio entre mis rizos morenos
mis manos frágiles entre tus dedos de hierro

Y las mañanas siempre han sido mas cálidas contigo a mi lado
arrancándome del alma el frío del invierno
deslumbrando a mis ojos los destellos de tu pelo
bañados a la luz de este momento, ojalá eterno

jueves, 11 de diciembre de 2008

Me toca tirar


¿Qué sabes tu de todo esto?, ¿qué sabes?

Me oculto tras una maraña de pelo con olor a miel cálida, con los ojos brillantes de rabia, los labios morados de pena.

Mis manos se tensan, queriendo alcanzarte

Y gritarte a la cara, escupirte, ¿qué sabes de mi?
Si tu cuerpo viaja en otra dirección, lejos del mío
De lo que un día fuimos, ¿Queda algo todavía?

¿Cómo saberlo? Si hay un muro opaco entre tu mente y la mía que quizás nunca consigamos derribar, construido sobre miedos, dudas, apatía...
Sobre ojos y voces que no se reconocen, que se sienten desconocidos al mirase, escucharse, con un velo de apariencias y mentiras
Si ya no reconozco tu olor, que antes me envolvía

¿Para qúe prolongar lo imposible? El sinsentido de extrañarte desde la lejanía
El mirarte y ver en ti un desconocido
Que pese al dolor y la rabia, al rencor y el ansia...
Quise más que a mi vida

martes, 2 de diciembre de 2008

bueno, ¿y qué?


Qué le voy a hacer si no pienso como los demás
Si hablo demasiado o callo en momentos inoportunos
Si me gusta cantar... a todas horas tararear

Si me encanta el chocolate con naranja y los domingos, descansar
Si decido irme yo sola a algun sitio de vez en cuando, solo para oirme a mi misma, nada más
Si miro el horizonte en la playa y sin compañía alguna, me siento en paz


Qué puedo hacerle si tantas veces decido ir por mi cuenta, no dar explicaciones, vivir sin pensar en el que dirán...

Qué culpa tengo yo de que no me entiendan, y me quieran etiquetar
Si sonrío sin motivos, si lloro con cada escena triste, si me entrego cien por cien a causas que darían por perdidas los demás
¿Es acaso malo que me embargue la nostalgia? Que a veces corra por la calle, que mire el cielo y desee volar...
Que piense en tantos sitios por ver, tanta gente que conocer, tantas metas que alcanzar...
Que camine por la calle e imagine historias en rostros desconocidos, que sueñe con una mirada, un destello de luz en medio de la oscuridad

Un ángel entre tinieblas, que me tienda la mano y diga
No te vayas jamás


Que sueñe con antiguos esplendores, épocas de grandes descubrimientos, de pasión en cada momento
Que le llore a la rutina, a la falta de empatía, al frío distanciamiento cínico y cruel...
Desee romper barreras, borrar esquemas, olvidar lo que fui, lo que fuimos
y reiniciar...


"You said my words were beautiful
They always made you cry
The markings on the wall were jadded
I wonder why..."





Para tati, porque me lo ha pedido y se lo merece! porque no deja de hacerme reir y porque quiero que no deje de hacerlo! y porque es una de esas personas tocadas con una estrella...

lunes, 13 de octubre de 2008

Into Dust


Infelicidad disfrazada de despreocupación
Oscuridad en el pecho y en la voz...
Días que pasan volando sin sentido
Volando como lo hace del invierno el calor



No sé qué pienso, qué siento, qué quiero...
¿No lo sé? Claro que sí, puede que no
Qué se yo...
Cansada... Anclada... Teñida de felicidad
Un vacío que me corroe el alma
Angustia y soledad

Las lágrimas corren a escondidas
Huyendo de mis ojos, que te contemplan
Y ven lo que nunca tuvieron, lo que nunca existió
Lo que le daba sentido al brillo del sol

El ruido de una silla chirriante en el pasillo
Los pasos torpes, vacilantes
La mirada perdida... la boca torcida

Mi miedo etiquetado, "Ya pasará..."
Mi rabiosa angustia
Mi sofocada tristeza
Mi tenue malestar
Siempre sosegado por palabras que están de mas

Mi recuerdo clavado, mi pena, mi ira
Mi decepción, mi maldita decepción
Tu mirada de indecisión y pocas ganas de participar
Tu falta de... ¿Preocupación? Llámalo mejor falta de amistad

Su pena, su lucha...
Su fuerza y su ansiedad


Mis palabras que derivan siempre hacia el mismo tema
Mi miedo, mi pena y mi soledad

Y la falta de ti... De mi mitad

viernes, 25 de julio de 2008

Besos de alquiler


Música... Retumba en mis oidos
Respiración entrecortada
Mi cabeza dando vueltas
Tus manos que me guían hacia tus dominios

Brazos que agarran, que me atrapan
Una boca buscandome ansiosa
Con sed de mi, de mi cuerpo, de mi alma

Tratando de absorverme, retenerme, poseerme...
Buscando ser el dueño de mi calma

Unos ojos que me miran intrigados
Que no pueden entender de que pasta estoy hecha
Y unos dedos que, curiosos, me recorren
Con licencia, no de corazón, si no de faldas...

Duermo a tu lado, pero tan lejos de ti...
Sabes mirandome que no soy ni seré tuya
Sabes, sin saber por qué, que mi atención está ausente
Que otros labios puede que recorran mi piel
Que otros besos calmarán mi sed...

Rayos de sol, sonido del despertador silencioso
Café, barra de labios y vestido de ayer
Formula acabada con un
Nos volveremos a ver...



Y tú, tirado en tu cama
Con una leve desazón en el pecho
Una inquietud y tristeza retenida
Al saber que algo te faltaba, no conseguiste detener mi marcha

miércoles, 7 de mayo de 2008

un día cualquiera





Un día cualquiera, empezando a respirar

Tendida en un colchón deshilachado, enredada en las sabanas que recuerdan una noche oscura que no me dejaba dormir.

Los rayos de un sol madrugador atraviesan la ventana abierta por el calor, el verano comienza a hacer acto de presencia, arrancando prendas de ropa, pieles tostadas, sonrisas y sudor.

Mis ojos perezosos deciden por fin abrirse, y reviven como en un fotograma la noche anterior; la angustia, el miedo... La sensacion de ser tragada por el colchón.

Di tantas vueltas, que el último pensamiento de mi mente semiincosciente fue

Voy a hacer un socavón...

Qué ridiculo, suelo pensar cada mañana, cuando recuerdo el miedo irracional que tuve en la oscuridad, los pequeños rituales de protección contra el mal y las lagrimas derramadas que, solo cuando ya no hay luz, se permiten recordar.

Pero de nuevo, todo eso queda atras, y por unos instantes solo me preocupa salir a pasear...

La mañana, mi parte favorita del día, que se viste de alegrías e incluso aquí en pleno centro de Madrid huele a mar. A mar, a chocolate y a rosas, a despertares difusos tras noches locas, a besos anhelantes con la boca pastosa despues de momentos que a veces solo fueron casualidad.

Pero nada importa cuando el sol muy suave baña mis pestañas, y el rocío aun prende en las hojas que hace unas horas eran oscuridad, nada me importa, incluso puedo jugar a creer que mi vida es solo una mas, que nada cambió, que todo sigue igual.

Por la mañana él ya no está, la ambulancia ya le ha recogido, se ha marchado con sus pasos vacilantes y su miedo, su lucha constante y su fragilidad, y por la mañana, y solo entonces, podemos permitirnos unos momentos de paz.

La rutina clama a voces, me arranca de mi aleatoria paz, y correr... Comienza un nuevo dia, este oasis fue un espejismo una vez más.

La ducha arde en mi piel, el pelo mojando, camiseta de algodón, zapatos, un bolso grande, y nuevamente a empezar. Las horas corren, a veces lentas, a veces volantes... Jugando a las emociones, a mi rostro cambiar. A veces río y a veces lloro, a veces me pregunto que ocurre, ¿Y la respuesta? Qué se yo

Pero acaba, nuevamente acaba... Y vuelvo a una casa que me asfixia, que me atrapa, que me hace recordar por qué ya no puede ser igual

Comer sentados en una cocina estrecha, desfilando palabras que unas veces tienen sentido, pero otras no.

Y caer rendida en el sofa... Y despertar sin saber bien dónde estoy, ¿Cuántas horas paso desconcertada a la semana? Me entran ganas de reir...

Y llega la tarde con su media luz perezosa, me siento en la terraza a comer naranjas, a mirar el pinar.

Buscando palabras, intentando crear versos, o prosa o canciones... O que más da
Solo recuerdo ya los lugares donde solíamos estar...

Y la primera oscuridad nocturna me arranca de la silla, me levanta de mis pensamientos, me vuelve a conectar. Entonces... pienso, como cada noche, tu volverás. Pero no... Tan sólo me duermo, caigo rendida en un remanso de paz


Esta noche no... Esta noche déjame.

Esta noche algo ha empezado.

El principio del final.




sábado, 8 de marzo de 2008

Accidente





Casi por accidente, como siempre
vuelvo a encontrarme en un día de sol
recorro mis calles, mis aceras, mis lugares
atisbando recuerdos y secretos en algun rincon

El sol baña mis ojos, la brisa revolotea en mi pelo
el pasado se traba en mi voz
deslumbrada, camino a ciegas
buscando siempre el sentido, el calor

Una palabra lucha por hayarse en un verso
otro accidente, dado por casualidad
una mirada, un detalle, ¿algo de cariño?
buscando como último recurso una verdad

Rencor y alegria, a gritos en silencio
si me sueltas no podre regresar
luchando por mi cuenta, necesitando tu presencia
otro día, otro día y tu no estas

jueves, 21 de febrero de 2008

Errando



Y lo cierto es que si, que no paro de cometer errores....
¿Y qué?
¿Qué le voy a hacer? Soy sólo un proyecto, no puedo evitar errar continuamente
Volverme a caer, volver a llorar, a sentirme hundida en un pozo
Pero bueno... Yo soy la dueña de mi vida, y también la dueña de mis errores
Y yo tendré que aceptar esto... Pues como bien dice Jorge Bucay...



"La propuesta es que yo me responsabilice,
que me haga cargo de mí, que yo termine
adueñándome para siempre de mi vida"

y SI! si señor
abandonemos el pasado
lo que somos hoy no lo fuimos ayer ni lo seremos mañana
por tanto.. estamos exentos de toda obligacion de continuar con una actitud
y si yo soy la dueña de mi vida
que nadie venga a decirme como debo vivirla
y depender solo de mi misma
y para eso...


"Para autodepender, voy a tener
que pensarme a mi como el centro
de todas las cosas que me pasan."

...¡Adquiramos un sano egoísmo!