My playlist

martes, 29 de septiembre de 2009

Rabiosa


Hoy estoy harta, cabreada.
No me da la gana de comerme el pico de la barra de pan, de quitar los pies del asiento del tren por mucho que lo diga el viejo borde de turno. Estoy cansada de ser simpática cuando no me apetece. Cansada de los problemas serios y "estúpidos", de las discusiones de jóvenes y adultos.
De la rutina, de perder el metro, de las carreras en las medias de invierno. Del frío.
Lo estoy de los días grises, que no han hecho más que empezar. De la nariz roja mocosa, las manos moradas, esperar el buho los viernes congelada.
Estoy cansada de que me traten como un trapo, de los amores para un rato. Del mismo juego cada día... De la comida a las cuatro, fría.
No quiero más miedos, más partidos de fútbol. No quiero seguir viviendo a medias.
Basta de compromisos obligados, esta noche quiero reventar. No soporto hacer ni un test de autoescuela más.
Quiero borrar los recuerdos, no estar rodeada de extraños. Empezar a entenderme a mi misma.
Vaya basura de día

martes, 15 de septiembre de 2009

Extraños en un tren.


Estoy hecha de pequeños excesos, de extremos opuestos siempre enfrentados, nuncla mezclados
Estoy hecha de un poco de furia y otro poco de dulzura, un poco de inocencia, otro de indecencia
Alegría y melancolía, cabezonería dócil, inexperta sabiduría.
Hecha del eco de tu risa, la luz que apagas con una sonrisa cuando te vas a dormir.

Estoy hecha de ti
Del color avellana de tus ojos grandes, la aspereza de tus manos hábiles y la curva sinuosa de tus labios
Tengo ganas de tenerte, ¿sabes? Abrazarte no sólo cuando me regales tu presencia.

Oir tu voz a pesar del par de kilómetros que separan nuestras vidas.

Soy la mezcla de mi insistencia y tu dejadez, de mi falta de fe y tu confianza exasperante.
Mezcla de mi acústica y tu rock, mis palabras suaves y tus letras sin compasión.
Mezcla de ti y de quien un día fui.
Tengo cinco dedos que se estiran y otros cinco que siempre te tocan, tengo ganas de verte, tengo ganas de tu boca.
Quiero llevarte hasta mi cama, taparte con mi cuerpo, escuchar tu risa desde su garganta. Es la dueña de tus cuerdas vocales
Quiero tener tu ironía cada mañana, que te burles de mis gafas de estar por casa.
Matar las tardes de domingo en tu sofá.
Tengo ganas de tenerte, ¿sabes? Quiero que lo sepas
Aunque no sea nada tuya
Aunque no seas ni un poco mío

No es más que la entrega sin posesión

Tu presencia en mis días es mi meta

martes, 8 de septiembre de 2009

El arte de controlar el Descontrol




Ya no tengo ganas de seguirte el juego, besar tu cuello. Lo siento.

Me gustas así, vestido y abrazándome, con tu boca suave sobre mis labios. No me quites la ropa, no muevas tus manos, estoy harta de ser esclava del vicio, de tus redes pegajosas.
Metidos en un círculo de autoengaño y un pelín de compasión por las necesidades del otro nos encontramos cada domingo por la tarde. Como nuestra particular misa fuera de horario, acudimos cada semana a la cita con el confesionario, en este caso con el espejo que nos muestra la perversión de nuestras almas. Seguimos siempre un curioso ritual, ¿No crees?
Me miras, me abrazas y plantas tu boca en mis mejillas. No puede llamarse beso a lo que haces.
Te tumbas y cierras los ojos, me atraes con tus brazos férreos y obligas a mi cabeza a descansar en tu pecho. Te miro, me debato...
Y me dejo llevar.
No sueles besarme más que un par de veces. Me haces sentir como una Pretty Woman que reserva sus labios al Gran Amor, solo que es ciertamente involuntario. Me agarras, me mueves, me controlas. Tu cara se tiñe de cierta violencia, cariñosa quizás...

Estoy cansada de perder tiempo contigo, conmigo misma. Con mis malos ratos por momentos de dudoso placer. Dudoso, muy dudoso.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Doña Coro


Nos gustan los versos suaves, musicales. Las palabras lentas pero claras, los besos de ron, sensuales.
Nos gusta bailar, el placer, sonreír. Amamos llevar el control, reír hasta no dormir. Descansar en duros brazos de algodón
Nos gusta el sol, el mar, el rap, poesía cantada que llena tus oídos de orgasmos líricos.
Los hombres guapos, las mujeres interesantes (pobrecitos, no alcanzan nunca a llenarte).
Nos gusta escribir, filtrear, amar, olvidar. La música colma nuestros tímpanos y nuestras vidas.
Nos llenan las personas misteriosas que no conoces con un golpe de vista. Los miércoles, montaditos y cañas.
Los jueves funky, los viernes electro, los sábados indie, los domingos hip hop.
Amamos la variedad, la falta de precariedad, falta de mediocridad.
Disfrutamos al viajar, respeto reverencial por la carretera. Renacimos el mismo día, ahora somos hermanas.
Nos gustan los vestidos de flores, los zapatos de tacón, las mañanas con zapatillas de Decatlón, modelo Air Force
Y me gustas más tú, con tu cara de luna preciosa, tus ojos almendrados, sonrisa jugosa, dientes blancos.
Tu pelo oscuro, brillante. Tu risa etílica, tu mirada seria.
¡Me encantas!



Foto: ¿Quién la hizo?
Aparece: Andrea Cora