My playlist

lunes, 7 de mayo de 2012


Esa noche
Huiré a un mundo en silencio
Donde no se escuchen voces que perturben el aire
Solo los latidos a contrarreloj,
el sonido del cuerpo que tiembla de deseo
Y esa noche,
Voy a bailar en las fronteras de tela y sueño
para jugar a que a la piel
no la toca mas que el calor de los dedos
para creer que sin voces
No llegarán los ecos de lo que hacemos en sueños
Y será entonces
Cuando no temamos admitir lo que no sabemos
cuando aflore el egoismo
de hacer siempre lo que queremos
Bailaremos, esa noche
Siempre y cuando despierte el silencio.

Foto: Ele

miércoles, 28 de marzo de 2012


No quiero vivr más inviernos,
quisiera estar siempre bajo un azul cielo
con aguamarina mojándome los pies
y un marino en las noches de silencio.

Bajar por el camino empedrado hacia el viento
Soplar más fuerte que el mar arrastra la arena
Sentirme como una sirena
Arrancarle unos destellos al sol en enero.

Yo quiero una casa frente al puerto
un desayuno mirando al Atlántico
pintarme la piel de moreno
los ojos de negro
Siempre el doble de horas de luz que de sueño.

Entornar los párpados como reflejo
levantar las manos hacia la frente
abanico en el bolso
pies descalzos
Labios rojos.

Un verano que dure cien años.

F. Azzzul cobalto.

sábado, 10 de marzo de 2012

Dégoûtée.




Yo es que, qué quieres que te diga
quizás sea la luna llena que me vuelve loca
pero cuanto más les conozco más me gustas
cuanto más les escucho más me llenas
y es que esa boquita es miel, y esas manos seda
te quiero como por inercia y por puro vicio
placer por lo bueno, por lo que vale la pena
lo inevitable de saber que no puedo más que perderme en tu guerra.
La paz de tu voz, la tranquilidad de tus ojos
que te miro y me encojo, de grande que es tu presencia.
Y quizás sea el alcohol y los kilómetros entre medias
o puede que las ganas de saberte la reina
pero el caso es que paso de tanta palabra hueca
cuando tú con una mirada me rompes la regla.


F. Pequitas

jueves, 2 de febrero de 2012

Y saberte ahí, justo al otro lado
Bajo la polución del mismo cielo
Afirmarte joven, limpio, intacto el duelo
Saber que tu voz se quiebra con el atisbo de otro cuerpo.

Y mirarte dentro, metido en mi bolsillo
Con los ojitos atendiendo
Las manos relajadas, crispado sólo un pensamiento
Esperando obediente la vuelta de la goma que tensa el viento

Y conocer tus besos
Sentir la paz que traen tus manos
Adelantar el sabor de tu cuerpo
Enorme el deseo
Mirarte lento
Quererte como reflejo

Maldita la naturalidad de saber que te tengo.

martes, 31 de enero de 2012






Más allá de la prisa, de las ganas, de las palabras mal dichas o de la distancia. Un día en que mañana sea cierto y las promesas valgan, los deseos permanezcan y las miradas sean claras. Quizá suceda otra vez en el jardín de otra casa. Quizá la vida nos lleve hacia el frío y hacia las noches largas. Quizá ya haya aprendido lo que es echar en falta. El día en que aprendamos a soltar las amarras.


Quizá te mire y tiemble y sobren frases saladas. Quizá te quiera tanto que se me rompa hasta el alma. Y siempre tu mirada sea puente hasta la cama. Y sólo con palabras pongas a arder las mismas sábanas.


Quizás es ya mañana, esta noche va a ser larga.



Foto: Frío arte